Ilha Grande, que significa Isla Grande, es un paraíso virgen a dos horas en auto al sur de Rio de Janeiro. Las cascadas caen entre las montañas cubiertas de selva hacia un océano esmeralda que rodea 107 playas de arena blanca. Descubierta en 1503, tiene una reserva natural de 193 km cuadrados, donde no entran autos ni está permitidas carreteras.

Saco do Céu, Tome un barco a Saco do Céu, que significa Bahía del Cielo, una pequeña bahía que recibe su nombre debido a que en las noches de luna nueva las estrellas parecen flotar en el agua.

Dois Rios, Explore la villa Dois Rios, a dos horas caminando desde la villa principal de Abraão en el otro lado de la isla. Además de ser una hermosa playa con dos ríos cristalinos, usted puede sentir cómo la tranquilidad ganó la batalla cundo visite las ruinas de la más notoria prisión brasileña, conocida como El Calderón del Diablo, ahora desaparecida entre el follaje de la selva.

Lopes Mendes, Otro sitio que no debe dejar de visitar es la playa de Lopes Mendes, considerada por las más prestigiosas revistas de viajes como una de las diez playas más bellas del mundo. Es la más grande de las 107 playas distribuidas por la isla. Las olas a lo largo de sus tres kilómetros de arena blanca y fina son una Meca para los surfistas.

Lagoa Azul, Laguna Azul, GRUTA DO ACAIÁ, Gruta de Acaiá, PICO DO PAPAGAIO, Pico del Papagayo, CACHOEIRA DA FEITICEIRA, Cascada de la Hechicera, CACHADAÇO, Playa de Cachadaço, AVENTUREIRO, Playa del Aventurero, son solo algunos de los sitios para explorar.

Abraão, La hospitalaria villa de Abraão, a solo unos minutos en barco desde Asalem o a veinte minutos caminando por la orilla, es la principal villa de la isla. Hay tiendas, buenos restaurantes, una iglesia, farmacia, ciber-cafés y vida nocturna.

Con la destrucción de la prisión, muchos buscan la oportunidad de vivir el ambiente virgen de la isla. Las estrictas leyes de conservación y los años de observar otras posadas nos han permitido crear en Ilha Grande un establecimiento turístico organizado y responsable. El sistema hidrográfico de la isla es el único en todo el estado de Rio donde todo el curso del agua, desde su nacimiento hasta su desembocadura, es intocable para las manos del hombre, lo que proporciona agua absolutamente pura. Este ejemplo de pureza existe en toda la isla. Un lugar para sumergirse en el exuberante entorno tropical.